A lo largo de su trayectoria, todas las empresas, independientemente de su tamaño o sector, necesitan contar con financiación, desde los inicios hasta cuando ya están en pleno funcionamiento, tanto para momentos puntuales de falta de liquidez como para seguir creciendo y llevando a cabo nuevos proyectos.

¿Qué empresas pueden acceder a financiación?

El acceso a la financiación para empresas depende de muchos factores, tanto cualitativos como cuantitativos, ya que entran en juego, entre otras, variables como la antigüedad, el sector y el tamaño de la empresa.

No obstante, cada vez son más las fuentes de financiación para todo tipo de empresas. Centrándonos en uno de los criterios, a continuación vamos a analizar las opciones de financiación según el tamaño de la empresa.

Grandes Empresas

Este grupo de empresas se compone de aquellas que cuentan con una plantilla de más de 250 trabajadores y un volumen de facturación superior a cincuenta millones de euros, siendo, en algunos casos multinacionales presentes en diferentes países.

Micropymes

Grupo compuesto por aquellas empresas que tienen aproximadamente hasta 10 trabajadores en plantilla y su volumen de negocio no supera los dos millones de euros.

Autónomos

Es el colectivo de trabajadores individuales a título propio, facturando como persona física con responsabilidad ilimitada. En cuanto a la financiación para autónomos,  siempre que facturen pueden optar por soluciones como el factoring, con el que pueden conseguir liquidez a través de sus facturas rápidamente.

PYMES

Agrupación de pequeñas y medianas empresas, medianas empresas son las que se componen de menos de 250 trabajadores y un volumen de negocio inferior a cincuenta millones de euros y pequeñas empresas aquellas que cuentan con una plantilla de menos de 50 trabajadores y un volumen de facturación inferior a los diez millones de euros. Respecto a la financiación para pymes, pueden optar a la financiación tanto de sus compras como de sus ventas a través de múltiples servicios.

Empresas de nueva creación

Son aquellas empresas que han desarrollado un proyecto y se encuentran en el punto de partida para el desarrollo y éxito del mismo. Para ello, necesitan contar con financiación a través de préstamos y créditos.

Tipos de financiación para solicitar

En aquellos momentos en que una empresa se encuentra ante una necesidad de liquidez o piensa en opciones para crecer y desarrollar su negocio es cuando se plantea las opciones de financiación que más se adapten a sus necesidades, en la actualidad se pueden encontrar diversas soluciones financieras para empresas, desde las más tradicionales a las emergentes.

Financiación no bancaria

Las empresas cada vez están más concienciadas de la importancia de diversificar las fuentes de financiación, porque la experiencia vivida en los últimos años les recuerda que el sector bancario no siempre está disponible cuando se le necesita. Dentro de la financiación alternativa a la banca podemos acceder a múltiples servicios de financiación como el Descuento de Pagarés, Factoring, Monetización de contratos, Línea de crédito…etc así como también a opciones de financiación de empresas online como el crowdlending o crowdfunding.

Financiación Bancaria

Tras la época de restricción de crédito en el sector bancario, en la actualidad, dado el auge de competencia en financiación complementaria a la banca, están desarrollando productos para empresas, principalmente para su expansión internacional y diferentes alianzas con administraciones públicas.

Recursos propios

Se trata de los recursos que son aportados por los socios que suscriben el capital de una empresa, siendo los beneficios conseguidos y no distribuidos y las reservas de la empresa.

Ayudas públicas

A la hora de conseguir financiación se puede optar por solicitar ayudas de diferentes organismos públicos como pueden ser ayudas de I+D+i, ayudas al fomento de la innovación, ICO, ENISA, subvenciones al desarrollo rural y otras. No obstante, a la hora de solicitar una ayuda hay que contar con cumplir explícitamente los requisitos de la misma y aun así supondría, como su propio nombre indica, una ayuda, no se trata de una fuente de financiación como tal.

Cómo conseguir financiación

Muchas compañías se preguntan, ¿cómo puedo financiar mi empresa? A continuación vemos una serie de servicios con los que conseguir financiación según la necesidad y la situación de cada empresas.

Conclusión

Por lo general, la mayoría de empresas, independientemente de su tamaño o el sector al que pertenezcan, a lo largo de su ciclo vital necesitan financiación, por ello es necesario el conocimiento de los tipos de financiación, quien puede acceder a financiación y los diferentes servicios para conseguirla.