El mundo de la financiación es un mundo complejo en el que conviene informarse antes de proceder. Es por esto que has dado con la web adecuada en el momento adecuado; ya que hoy venimos a contarte lo que es el Confirming como forma de financiación.

Desde Mercado de facturas queremos aportarte toda información que barajamos sobre este tema, ya que como profesionales, somos conscientes de lo importante que es saber lo que es el Confirming en el mundo de la empresa.

Llevamos 16 años en el sector de la financiación y de la empresa y es por esta razón que sabemos lo importante que es que barajes esta posibilidad por encima de otras. De hecho, para que puedas barajar la posibilidad del confirming (una posibilidad muy habitual en el mundo de la empresa), venimos hoy a contarte todo lo que necesitas saber sobre esta forma de financiación y los subtipos que alberga.

Presta atención porque tanto como empresario, como particular; puede que este post vaya a ser absolutamente revelador para ti. De hecho, estamos seguros de que todo lo que tenemos que decirte hoy va a marcar un antes y un después en las decisiones que tomes respecto a las formas de pago con las que vayas a contar (ya seas proveedor o cliente).

¿Cómo funciona y en qué consiste el Confirming?

El confirming, tal y como ya hemos adelantado en la introducción de este post, es una forma de financiación muy habitual dentro del mundo de la empresa. Viene a ser una moneda de cambio entre clientes y proveedores que beneficia ambas partes y que suele ser una buena opción para promover la actividad en el mercado. Sin embargo, ¿Cuál es el funcionamiento del confirming?, ¿En qué consiste, exactamente, esta forma de financiación?

Pues bien. El confirming funciona de la siguiente manera: una entidad bancaria se hace responsable de los pagos que un cliente debe al proveedor, de manera que en el momento que el cliente no paga el importe debido, la entidad bancaria sí lo hace. Es una manera de gestionar los pagos y evitar las deudas haciendo que las empresas financieras se pongan detrás de los clientes aportando seguridad a los proveedores. Todo esto a cambio de intereses que la entidad bancaria cobra a los actores de la operación y siempre esperando a actuar al momento en el que ya se haya sobrepasado la fecha de vencimiento para el pago.

El sentido de esta manera de proceder es el siguiente: si hay una entidad bancaria que garantiza que la operación no va a terminar en impago, las operaciones quedan aseguradas y se favorece el tránsito. Todo esto porque en muchas ocasiones, los impagos pueden traer muy malas consecuencias a los proveedores y hacer que determinadas operaciones no lleguen a producirse por miedo a un impago. Con lo cual, puede decirse que gracias al respaldo de las entidades bancarias, se favorece la producción de operaciones y se garantiza que no van a terminar en impago.

Ejemplo práctico de Confirming

Para poder explicarlo mejor es importante poner un ejemplo. El ejemplo que desde Mercado de facturas hemos escogido es el siguiente: una empresa A y otra empresa B están llevando a cabo determinadas operaciones en las que A vende a B y B paga a A.

La deuda que B ha contraído con A queda asegurada gracias al confirming; de manera que en el momento en el que la deuda vence, la entidad bancaria con la que se ha negociado el confirming se hace responsable del pago. La entidad bancaria paga a A lo que B le debe en el momento en el que se ha cumplido la fecha límite para el pago y de esta manera las operaciones se aseguran y se favorece el tránsito.

Ventajas del Confirming para tu empresa y tus proveedores

Las ventajas del confirming son obvias, ya que favorecen a ambas partes de cualquier operación mercantil. Para poder exponer estas ventajas de manera ordenada, las vamos a numerar:

  1. Los proveedores pueden sentirse mucho más seguros a la hora de firmar acuerdos y tratos. Con lo cual, los procesos de negociación se agilizan y simplifican de manera considerable.
  2. Se garantiza que el pago va a ocurrir y por lo tanto, el riesgo de las operaciones se reduce a 0.Los proveedores ya no tendrán que preocuparse porque los clientes no vayan a pagar o porque ese impago vaya a tener que interrumpir su actividad empresarial. En definitiva: aporta una seguridad que de otra manera no existiría.
  3. Para los clientes también es una oportunidad, ya que aunque no tengan la certeza de que pueden pagar a tiempo, siguen pudiendo optar a realizar operaciones. Queremos decir que una buena gestión del confirming puede aportar muchas oportunidades a empresas que no cuentan con demasiados fondos como para poder pagar a tiempo a los proveedores. Una empresa pequeña y sin mucho presupuesto que juega bien sus cartas con el confirming puede hacer mucho dinero a partir del pedido que pagó a su proveedor gracias al confirming.
  4. Se favorece de manera considerable el tráfico en el mercado, ya que gracias a este método que sirve de respaldo las partes tienen muchas más facilidades de inversión y muchas más garantías a la hora de cobrar. Con lo cual, se promueve el movimiento y el gasto de manera que las empresas puedan tener una mayor actividad y el mercado permanezca vivo.

Tipos de Confirming

Como suele pasar con casi todos los tipos de financiación, hay varios subtipos de confirming con detalles diferentes. Así, como expertos que pretenden asesorarte, nos vemos en la obligación de contarte que existe el llamado confirming con recurso, confirming sin recurso, confirming pronto pago y confirming internacional.

Son estos cuatro tipos de confirming sobre los que debemos hablarte y a los cuales vamos a dedicar un espacio a continuación.

MODALIDADES DE CONFIRMING DESCRIPCIÓN

Confirming con recurso

El confirming con recurso, al igual que el resto de confirmings cuyas bases ya hemos establecido en epígrafes anteriores de este post, es un tipo de financiación que consiste en gestionar la deuda de manera que se garantiza el pago. Sin embargo, este tipo de confirming cuenta con algunas especificidades que es importante matizar; ya que éstas pueden hacer que las condiciones del negocio varíen para las partes que contratan.

Estas especificidades particulares consisten en algo sencillo pero que a la vez lo cambia todo. Hablamos de que ocurre una traslación en la asunción del riesgo, ya que ésta pasa a ser responsabilidad del proveedor. ¿Que cómo puede ocurrir esto? Pues es algo muy sencillo que puede comprenderse con una simple explicación que precede a la pregunta.

La respuesta a esta pregunta es que el riesgo se traslada al proveedor de manera que el cobro deja de garantizarse. Esta desaparición de la garantía deriva del hecho de que si llegado el momento del pago de la deuda o el momento del vencimiento del pago el cliente no ha pagado el importe, el proveedor se hace responsable del pago de esa deuda. De alguna manera, el proveedor se subroga en el cliente en el momento en el que éste no responde a las obligaciones contraídas con la entidad bancaria en el momento en el que se solicitó financiación para poder realizar operaciones entre proveedor y cliente.

En resumidas cuentas, el confirming con recurso alberga los mismos movimientos que hemos explicado del confirming al uso; solo que en este caso la dirección de las operaciones y responsabilidades cambia. El mayor cambio reside en que la responsabilidad recae sobre el proveedor, al cual se benefició en el momento en el que se le concedió el crédito al cliente para poder realizar operaciones con el mismo. Recordemos que en el confirming al uso el proveedor era aquel al que la entidad bancaria le garantizaba el pago y por lo tanto, en este caso es el proveedor el que le garantiza el pago la entidad bancaria a cambio de una financiación al cliente que le permite hacer negocios con el mismo.

Confirming sin recurso

En el caso del confirming sin recurso hablamos de una forma de financiación o línea de crédito que consiste en que la entidad bancaria asume el riesgo del impago del cliente. Es, exactamente, lo opuesto a lo que hemos hablado sobre el confirming con recurso.

De hecho, esta forma de financiación está mucho más cerca del confirming al uso del que hablábamos al inicio del post. Sobre todo porque la dirección de las operaciones y las responsabilidades vuelve a girar en el sentido de las entidades bancarias.

Obviamente, las entidades bancarias cobra intereses a las partes por el servicio de garantía que ofrecen y por el favorecimiento al tráfico en el mercado. A cambio, las mismas entidades bancarias se ven en la obligación de asumir la deuda de los clientes en el momento en el que el pago de la misma vence y el proveedor debe recibir el pago de la deuda de manera íntegra.

Con lo cual, puede decirse que este tipo de confirming es el que más favorece a los proveedores; ya que se benefician de las garantías que ofrecen las entidades bancarias sin tener que asumir riesgos o realizar pagos a cambio. Por lo tanto, si eres proveedor y se te presenta la oportunidad de que tus clientes se financien de esta manera, sin duda acéptala. No puede pasarte nada mejor que que un agente externo te garantice el pago de una deuda (desaparece el riesgo de impago) de manera que se abran las puertas a nuevas operaciones con clientes que ya pueden asumir inversiones en tus productos.

Sin duda, todo son ventajas para los proveedores en el caso de los confirming sin recurso. A pesar de que el confirming con recurso también favorece a ambas partes, debes saber que para los proveedores no hay ninguna forma de financiación que pueda compararse al confirming sin recurso.

Confirming Pronto Pago

Este tipo de confirming es uno de los más especiales, ya que gracias a él se experimentan unas variaciones antes nunca vistas en los pagos y en plazos para efectuarlos.

Con este queremos decir que en el confirming pronto pago se establecen unas condiciones previas que consisten en lo siguiente: contar por descontado con que el cliente realizará el pago al proveedor de manera anticipada y de manera íntegra. En el momento en el que se efectúa esta condición asumida con anterioridad, la empresa proveedora se beneficiará del descuento establecido al definir que el pago iba a realizarse de manera pronta. En otras palabras: la entidad de crédito abonará al proveedor la cantidad correspondiente al descuento por pronto pago que se asumió al inicio de las negociaciones y el cliente abonará esa misma cantidad el día del vencimiento del pago.

Es algo así, por decirlo de manera más sencilla, un beneficio al que acceden las partes por haber dinamizado todo el proceso. Así, ambas partes acceden a este descuento que ofrece la entidad bancaria por haber participado en un proceso que no se complica y en el que las partes cumplen con sus respectivas obligaciones a su debido tiempo (o incluso antes de lo que les correspondería en procesos con financiaciones de confirming al uso).

La ventaja principal de este tipo de confirming consiste en que el cliente experimenta un ahorro que viene siendo fruto de haber cumplido con su obligación de pagar antes de tiempo la deuda que contrajo con el proveedor y con la entidad de crédito; mientras que el proveedor también se beneficia de haber recibido la cantidad íntegra de manera rápida y descartando un impago que pueda producirle inconvenientes de manera posterior.

Además, no podemos olvidar que este tipo de confirming abre una ventana a la flexibilidad en las relaciones entre clientes y proveedores. Esta flexibilidad consiste en que los proveedores y clientes pueden negociar las condiciones contando con este tipo de descuentos que permiten que ambas partes salgan beneficiadas: los proveedores cobran antes de tiempo y garantizan los pagos y los clientes acceden a descuentos por el simple hecho de pagar antes de lo que les corresponde. Es una maniobra que aporta ventajas a ambas partes y que atribuye poder de negociación y variaciones muy cómodas para todos los agentes que forman parte del proceso.

Una vez más, este tipo de confirming también beneficia el tráfico en el mercado porque permite a las partes tener un margen de maniobra más amplio. Las partes acceden a ventajas y a cambio se efectúan transacciones que dan dinamismo al mercado en cuestión.

Confirming Internacional

El confirming internacional, por mucho que existan otros tipos de confirmings muy interesantes, es el último tipo de confirming del que vamos a hablar en este post.

La base de lo que hay que comprender para saber lo que es un confirming internacional es que se trata de un confirming al uso que gestiona los pagos y garantiza los cobros, solo que teniendo en cuenta que el cliente o el proveedor cuenta con el componente de extranjería que hasta ahora no había no había entrado en juego a la hora de exponer el resto de tipos de confirmings.

Básicamente, el confirming internacional consiste en que al proveedor se le ofrece la posibilidad de cobrar de manera anticipada gracias a que el banco actúa como acreedor. Volvemos a la idea de que las entidades de crédito garantizan los pagos en el caso de que los clientes, llegada la fecha del vencimiento del pago de la deuda, no efectúen el pago.

El funcionamiento de este tipo de confirming es el siguiente: la empresa importadora abre una línea de crédito con la entidad bancaria en cuestión y detalla que se trata de un confirming internacional. Posteriormente, el proveedor se pone en contacto con la entidad bancaria y facilita la factura que prueba la existencia de la operación, de maner que el banco está al corriente de la puesta en marcha de las relaciones entre el proveedor y el cliente que deben empezar a materializarse en transacciones en este mismo momento. En esta misma factura debe constar la fecha del vencimiento del pago de la deuda, ya que a continuación al entidad bancaria ofrecerá dos vías de resolución al proveedor. La primera es la de esperar a la fecha del vencimiento del pago de la deuda para pagar el importe correspondiente y la segunda es la de pagar el importe de la deuda por anticipado a esta misma empresa.

Una vez más, hablamos de un tipo de confirming que (aunque con componente internacional) beneficia a los proveedores que con la distancia pueden apreciar el riesgo de no cobrar el importe de la deuda contraída por sus clientes.

Características y coste de un contrato de Confirming

Reunir las características del confirming es algo que resulta bastante sencillo, ya que se trata de algo bastante particular y que se diferencia con creces del resto de líneas y tipos de crédito.

Así, las características de un contrato de confirming son las siguientes:

En lo que al coste del contrato de confirming respecta, cabe destacar que todo depende del tipo de confirming que contrates. Cuanta más cobertura tenga la línea de crédito que solicitas, más elevados serán los intereses y mayor será el coste. De todas formas, no te olvides de que las operaciones garantizadas con confirming suelen ser operaciones que garantizan grandes sumas y por lo tanto, el coste de los intereses no suele ser para nada barato.

Diferencias entre Confirming bancario y no bancario

Otra pregunta muy frecuente cuando hablamos de confirming suele ser la de diferenciar entre los confirming bancarios y los que no lo son. Y es que, ¿Cuál es la diferencia entre un confirming bancario y un confirming que no lo es?, ¿Cómo puedes hacer para aprender a diferenciarlos? Pues bien. Lo único que tienes que hacer es prestar atención a estos parámetros que vamos a contarte ahora mismo para saber, exactamente, si hablamos de un confirming de un tipo o de otro.

Lo primero que debes saber es que los nombres que se les suelen dar a estos dos tipos de confirming son los siguientes: factoring y confirming. Una vez nos hemos familiarizado con la terminología, debemos explicarte que ambos se diferencian en lo siguiente:

El confirming se realiza sobre los proveedores, mientras que el factoring recae sobre los clientes. Con lo cual,la dirección de las obligaciones y responsabilidades es la principal característica que nos ofrece pistas sobre si estamos hablando de factoring o de confirming.

El confirming sirve para operaciones en las que el objeto es el pago, mientras que el factoring sirve para operaciones en las que se presta atención a los cobros. Una vez más, volvemos a diferenciar ambas figuras por la dirección. Esta vez es la dirección de los fondos la que marca la diferencia; ya que en un caso el dinero va destinado a pagar y en el otro a cobrarlo.

En el confirming son los proveedores los que se garantizan el pago de manera que estos son los que sacan una mayor tajada de la línea de crédito. En el caso del factoring, es el cliente de la propia entidad bancaria el que se ve beneficiado de la garantía del pago de la deuda a fecha del vencimiento de la misma.

Con el confirming se gana seguridad porque se garantiza a los proveedores que realmente van a cobrar el importe de la deuda. Lo que aporta a la operación el factoring es que existe una mayor flexibilidad a la hora de negociar entre los proveedores y los clientes. Todo ello porque la fijación del plazo de vencimiento corresponde a las partes y requiere de negociación por ambas partes para poder seguir adelante con las operaciones comerciales y con la intervención de las entidades bancarias.

En el confirming las entidades financieras solo analizan a su cliente y no prestan atención al resto de factores que pueden influir en la operación. En el caso del factoring, las entidades bancarias analizan a sus clientes y a los clientes de sus clientes de manera que el proceso de control e investigación es mucho más largo y minucioso.